Puede que acabemos de comprar una vivienda y no nos guste el diseño que tiene el baño, que haya un aumento en la familia o simplemente que nos hayamos cansado del baño de casa y queramos darle un aire nuevo: hemos tomado la decisión de reformar el baño.

Y de repente nos vienen un montón de preguntas que van desde qué azulejos elegir hasta de qué color poner la grifería y los accesorios, pasando por si quitamos o dejamos la bañera y el bidé, un lavabo o dos… Y la idea de reformar el baño empieza a parecernos una locura.

En Mobagres trabajamos cada día estas situaciones con nuestros clientes, abordando distintas soluciones para cada tipo de reforma y baño, por lo que hemos decidido compartir contigo una ‘’guía para la reforma del baño’’, con diferentes tips, consejos y pasos a seguir para que la reforma de tu baño sea mucho más fácil.

 

 

¿Qué tipo de reforma vamos a hacer?

Lo primero que debemos plantearnos al comenzar la reforma de nuestro baño es el tipo de reforma que queremos, ya que no es lo mismo cambiar muebles, sanitarios y baldosas que añadirle el cambio de una bañera por un plato de ducha, mover alguna toma de agua o cambiar la iluminación.

Tener esta idea clara nos va a ayudar a saber con qué tipo de profesionales necesitamos contactar (fontaneros, albañiles, electricistas…) y también a poder definir mejor un presupuesto.

 

Mueble Landes de Coycama

 

¿Qué estilo quiero darle a mi baño?

En base a esta idea, elegiremos el tipo de materiales para nuestro baño, el color de los azulejos, los muebles de baño, el tipo de grifería, etcétra.

Por ejemplo, para un baño rústico elegiremos la madera como elemento principal  en suelos y muebles de baño y en un baño de estilo industrial, los materiales que predominarán serán los azulejos tipo cementoso , el ladrillo visto y el metal.

En nuestro blog puedes encontrar algunos artículos en los que obtener ideas para diferentes estilos decorativos.

 

¿Cuánto me va a costar?

El presupuesto de la reforma de un baño puede variar bastante dependiendo de diferentes factores. Entre ellos, destacamos los más importantes para que los tengas en cuenta a la hora de planificar tu reforma:

-El tipo de azulejo: tanto para la pared como para el suelo, por lo general los formatos de azulejos más grandes suelen ser más costosos, al igual que pasa con los azulejos rectificados. Aunque estos últimos son cada vez más comunes y podemos por tanto encontrar mucha variedad de precios entre sus distintos fabricantes.

-El plato de ducha: si bien este es un producto cada vez mas estandarizado, aún podemos encontrar diferencia de precios debido a sus diferentes materiales. Los platos de ducha de Solidsurface están muy en tendencia, aunque sus precios son bastante más elevados que los platos de ducha de resina, que han suplantado por completo a los platos de porcelana.

Un plato de ducha de resina como los que podéis encontrar en nuestra web, nos ofrece una infinidad de posibilidades en cuanto a texturas, colores y precio, dándonos un excelente resultado en durabilidad, limpieza, comodidad y seguridad en su uso y aportando a nuestro baño el toque que necesitamos.

-El mueble de baño: podemos encontrarnos diferencia de precios en función del material, el diseño y el tamaño del mismo. Si elegimos un mueble de baño con lavabo en gel coat o Solidsurface  su precio va a ser bastante más elevado que si elegimos uno con un lavabo porcelánico, que nos va a ofrecer la misma funcionalidad. Sin embargo, si lo que estamos buscando es diseño o un lavabo de grandes dimensiones (a partir de 140cm de ancho), estos dos materiales nos van a dar la solución.

El tamaño del mueble también es un factor importante para su precio final, ya que los muebles de fabricación estándar  suelen llegar hasta 120-140cm de ancho. De estas medidas en adelante los muebles se tienen que hacer de fabricación especial y también hay que añadirle un lavabo en uno de los materiales que hemos explicado anteriormente, por lo que su precio se verá incrementado.

 

Cajón organizador mueble Vision de Visobath

 

¿Cómo sé qué necesito?

A la hora de reformar nuestro baño, es muy importante que analicemos bien todas nuestras necesidades para que cuando lo tengamos listo, este sea lo más funcional posible. Para esto, además de tener en cuenta todo lo mencionado hasta ahora, también es importante que nos preguntemos:

-¿Cuánta luz entra en mi baño? No es lo mismo un baño con una ventana a un exterior luminoso que a un patio de vecinos o un baño sin ventana. Así sabremos si necesitamos un extra en iluminación como puede ser la instalación de leds en el techo o la compra de apliques de luz para los espejos.

-¿Qué voy a guardar en mi baño? Si guardamos muchos productos y las toallas en el mismo baño, vamos a necesitar un mueble grande o en su defecto, un mueble auxiliar como una columna de baño para que tengamos suficiente espacio. Por lo contrario, si se trata de un baño auxiliar, probablemente con un mueble pequeño con un lavabo en el que lavarnos las manos y guardar el jabón o el papel higiénico será más que suficiente.

-¿De qué tamaño es mi baño? Es importante que cuando empecemos con la reforma, tengamos siempre a mano las medidas de nuestro baño (así como las tomas de agua). De esta forma, cuando vayamos a echar un vistazo a los muebles de baño, sanitarios, platos de ducha y demás, podremos encajarlo todo mucho mejor, de manera que después no nos quede un baño demasiado estrecho o por lo contrario, nos encontremos con un gran espacio desperdiciado.

*Truco extra: para potenciar el espacio visual en baños pequeños, podemos jugar con espejos grandes, iluminación extra y tonos claros en azulejos, suelo, muebles y complementos.

-¿Cuántas personas vamos a usar ese baño? La reforma será diferente si el baño es para uso de una sola persona adulta, de dos o más, o si el baño lo van a usar también los peques.

-Corredera, abatible… ¿Eso son mamparas? Las mamparas han evolucionado con nosotros y existen un montón de modelos según su apertura, su colocación y otros factores, pero ¡tranquilo, no tienes que aprendértelos todos! Para eso estamos los expertos. Tú solo tienes que encargarte de traernos un plano en el que podamos ver dónde van colocados tu bañera o tu plato de ducha, las medidas que tiene y si hay alguna columna, muro o algún tipo de elemento que pueda intervenir en la colocación y nosotros nos encargamos del resto.

 

¿Por dónde empiezo?

Otra de las dudas más frecuentes que tenemos cuando nos planteamos la reforma de nuestro baño es por dónde empezamos a elegir: ¿primero los muebles, el suelo o mejor la grifería? Siempre es más fácil encontrar armonía cromática en elementos más pequeños para combinar en espacios grandes que al revés, por lo tanto el orden que te aconsejamos es el siguiente:

– Suelo  y azulejos, así podemos escoger el resto de cosas en base a esto.

-Muebles de baño, plato de ducha y mampara.

-Grifería.

-Y por último, iluminación extra (apliques de luz) y accesorios como toallero, portarrollos, papelera…

 

 

 

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo y sobre todo que haya aclarado las dudas acerca de cómo hacer la reforma de tu baño y puedas disfrutar del proceso.

No dudes en ponerte en contacto con nuestros profesionales de atención al público si deseas que te ayudemos a elegir tu mueble de baño, plato de ducha, mampara, accesorios o cualquier otra cosa que necesites para tu reforma.