Si estás pensando en cambiar tu baño y darle un aire moderno puedes unirte a una de las tendencias que están más de moda en la actualidad: el estilo nórdico. Se trata de un estilo marcado por la simplicidad y sobriedad para conseguir espacios diáfanos y bien organizados que transmitan la mayor sensación de comodidad posible. Motivo por el que muchas personas eligen el estilo nórdico para sus pequeños cuartos de baño.

¿CÓMO SON LAS CASAS NÓRDICAS?

Si te imaginas una casa nórdica es difícil que la imagen que viene a tu cabeza no sea la típica cabaña de madera en mitad de un bosque completamente nevado. Y si esa es la idea que se apodera de tu mente, no vas muy desencaminado. Suelen ser casas abiertas en las que se busca conseguir la mayor iluminación y claridad posible combinada con la calidez que ofrece la madera, que es el material predominante en suelos, paredes y muebles, además de complementos.

El principal objetivo del diseño de interior nórdico es conseguir atraer luz al hogar para conseguir un espacio acogedor, diáfano y envolvente. Los muebles acostumbran a ser sencillos, de líneas rectas y depuradas. También es muy importante la presencia de elementos naturales para dar un toque acogedor a las estancias.

¿CUÁL ES EL ESTILO DE UN BAÑO NÓRDICO?

Los nórdicos dominan a la perfección el diseño de espacios cómodos para los cuartos de baño, motivo por el cuál su estilo decorativo es tendencia en el resto de lugares del mundo y cada vez son más las personas que buscan inspiración para sus servicios en base a sus diseños. En este sentido, puedes encontrar una gran variedad de mobiliario para hacer tu propio baño pequeño nórdico en Mobagres. Si quieres darle un toque norteño a tu hogar, nosotros te ayudamos con estas claves:

Color

Si queremos basarnos en los colores del estilo nórdico debemos tener claro que hay un protagonista: el blanco. Se puede combinar con otros colores de todo oscuro como el negro o gris, y también con madera o mármol aunque siempre el color predominante debe ser el blanco. Con él conseguiremos una mayor sensación de amplitud.

Simplicidad

En los baños de este estilo predomina la sencillez y, en cierta medida, el minimalismo. Lo más importante es intentar no sobrecargar la habitación con decoración. Una de las claves será mantener el espacio despejado y con orden. Para ello puedes recurrir a muebles de líneas rectas que aporten simplicidad a nivel visual.

Natural

La combinación de materiales naturales es una de las claves para agregar serenidad y paz a un espacio. Esto es lo que necesitamos para nuestro pequeño baño nórdico y podemos conseguirlo con plantas decorativas u objetos de madera.

Iluminación

En este sentido, debes tener en cuenta que los países nórdicos cuentan con muchas menos horas de luz en su día a día con respecto a nosotros. Por este motivo utilizan mucha luz en sus hogares y, evidentemente, también en sus baños. Predominan las lámparas colgantes y la utilización de velas para conseguir una mejor iluminación en la habitación.