¿Cuántas veces has pensado en renovar los baños de tu casa pero te ha dado pereza? Si la respuesta es “muchas” te traemos la solución a tus problemas: una guía paso a paso para que sepas cómo cambiar la grifería del baño y esta tarea no se convierta en una auténtica pesadilla para ti.

Lo primero que debemos hacer es elegir que tipo de grifo queremos para nuestro lavabo o bidé y, a partir de ahí, planificar el proyecto para proceder a sustituir el nuevo que hemos adquirido por el antiguo que teníamos montado. Se trata de una tarea sencilla, económica y rápida con la que dar un aire nuevo a tu cuarto de baño y conseguir un sello distintivo con respecto a otros baños. ¿Ya has elegido el grifo que quieres? Pues vamos al lío.

ANTES DE EMPEZAR, ¿QUÉ HERRAMIENTAS SE NECESITAN?

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de cómo cambiar la grifería del baño es que necesitamos ciertas herramientas y materiales para poder realizar la tarea. Con respecto a las herramientas necesarias para retirar los grifos antiguos y montar los nuevos, necesitaremos contar con una llave fija o una llave inglesa, una llave de tubo y, en caso de contar con poca iluminación, una linterna.

Además, será aconsejable contar con un trapo para limpiar, teflón para la llave de paso en caso de que vayamos a cambiarla y la nueva grifería que hayamos adquirido. En este sentido, es aconsejable optar por grifos de calidad que garanticen un correcto funcionamiento a lo largo del tiempo como los que podemos encontrar en Mobagres.

CÓMO CAMBIAR LA GRIFERÍA DEL BAÑO PASO A PASO

Ya tenemos todo lo necesario para comenzar con el trabajo, ahora solo nos falta saber cómo instalar la nueva grifería para nuestro lavamanos. En este sentido, podemos echar un vistazo a los consejos de Bricomanía para que esta tarea sea todavía más sencilla.

Bloquea las llaves de paso

Es lo primero que deberás hacer, cerrar las llaves de cada grifo que vayamos a cambiar. Tanto las de agua caliente como las de fría. Simplemente deberás girar la llave de paso hacia la derecha.

Quita el grifo antiguo

Para ello deberás desenroscar los latiguillos del grifo conectados a cada una de las llaves de corte. Si está muy duro deberás ayudarte con una llave fija o inglesa. Saldrá un poco de agua una vez los desconectes así que pon un trapo debajo para evitar que se moje todo. Después tendrás que proceder a quitar los tornillos de sujeción con la llave de tubo, girando hacia la izquierda. Una vez retirados, podrás quitar el grifo y las piezas que lo fijaban.

Coloca el grifo nuevo

Coloca la junta y los latiguillos, si estos no están montados ya en el grifo procede a enroscarlos en el mismo. Una vez hecha esta tarea, mete los latiguillos desde la parte superior del lavabo mientras que por la parte de abajo los fijas con la pieza de sujeción, que tiene forma de herradura para dar cabida a ambos latiguillos.

Atornilla y disfruta

El último paso será asegurarte de atornillas cada latiguillo a su toma de agua correspondiente y apretarlos con la llave inglesa. Abre las llaves de paso y comprueba que no hay ninguna fuga. Llegados a este paso lo único que queda es disfrutar de tu reluciente grifería nueva.