El baño es una de las partes de nuestro hogar en la que más importante es la limpieza. Es una de las habitaciones que acumulan mayor suciedad y no hay nada más desagradable en una casa que un lavabo sucio, un retrete con manchas, un espejo sucio o azulejos llenos de cal. Muchos no saben como limpiar los azulejos cuando están muy sucios de forma correcta o como acabar con las manchas del inodoro. Y si tienes un baño nuevo como los de Mobagres, te fastidiará.

Por este motivo te traemos 4 tips para que dejes tu baño como nuevo cada vez que vayas a limpiar. Lo primero que debemos tener claro es que para trabajar de forma cómoda nos resultará mejor despejar las superficies que vayamos a limpiar quitando los objetos que tengan encima. Una vez hecho, cerciorate de que tienes los productos adecuados y, tras ello, presta atención a los siguientes trucos para que sepas cómo limpiar el baño.

PARA EMPEZAR, BARRE Y QUITA EL POLVO

Vamos al lío. Lo primero que debemos hacer para desmanchar nuestro servicio es despejar el suelo y quitar de en medio todas las cosas que nos puedan estorbar. Una vez tengamos la superficie despejada, podremos barrer el suelo y limpiar el polvo. Lo ideal es utilizar una aspiradora pero también podemos usar una escoba. Para el polvo será suficiente con un plumero.

DEJA ACTUAR A LOS PRODUCTOS

Lo hemos dicho al inicio, antes de nada debes tener a mano todos los productos que vayas a utilizar para la limpieza de la habitación. Un desinfectante para WC, limpiador para la mampara de la ducha, antical… Comenzaremos a aplicar los productos uno a uno y los dejaremos actuar durante un tiempo de manera que cuando vayamos a limpiarlos nos sea mucho más fácil retirar la suciedad.

LIMPIA TODO EL BAÑO

Sigue el mismo orden de aplicado de los productos para la limpieza de cada una de las partes del baño. Un orden correcto que podemos tener en cuenta a la hora de entender como limpiar un baño sería comenzar por el inodoro y seguir por mampara, azulejos, bañera, lavabo y bidé.

Para limpiar rápidamente los azulejos únicamente necesitaremos una toalla vieja limpia, de esta manera abarcaremos más superficie. Mientras que en el caso de las mamparas, es aconsejable usar papel de periódico para evitar que nos queden marcas. Para la bañera puedes ayudarte de la alcachofa de la ducha para aclarar de forma rápida y fácil el producto que hayas utilizado. En el caso del lavabo, debemos utilizar un paño seco. Y con el espejo, al igual que con la mampara, también podemos utilizar un papel de periódico.

A la hora de saber cómo limpiar un baño, más concretamente el bidé, debemos seguir el mismo método que con el lavabo. Con el inodoro debes dejar que actúe el desinfectante el tiempo suficiente puesto que es uno de los lugares que más suciedad y gérmenes acumula. Por este motivo, es muy importante que utilices un trapo distinto que únicamente vayas a usar para esta tarea.

LO ÚLTIMO, EL SUELO

Una vez hayas acabado con todas las partes del baño y lo hayas dejado limpio y reluciente, llega el turno para el suelo. Previamente habíamos barrido y quitado el polvo, es el momento de ver si necesita un nuevo repaso. En caso positivo, dáselo. En caso negativo, ha llegado la hora de coger la fregona y darle el último repaso a tu cuarto de baño.